Madrid, por fin, apuesta por el lince

La Comunidad incluye, por primera vez, medidas de protección para el felino en los ríos Cofio y Alberche.

El lince ibérico, una de las especies más amenazadas del planeta, por fin podrá contar con la Comunidad de Madrid como aliado. Según confirman a ABC fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, el Gobierno regional impulsará medidas específicas para la recuperación y protección del felino, como hoy le volverá a exigir Ciudadanos en la Asamblea.

No habrá de momento un Plan especial de Conservación, sino que por primera vez el lince será contemplado en el plan de gestión de los ríos Cofio y Alberche, en el suroeste de la región. Este entorno natural de 83.000 hectáreas es el «hábitat ideal» para el animal, ya que está formado por bosques mediterráneos, ríos y presencia de conejos de monte.Ejemplar de lince ibérico creado en cautividad

Es en esta Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) donde un biólogo de la Universidad Complutense aseguró el año pasado haber hallado nueve rastros en forma de excrementos del lince. El Ministerio trata de confirmar lo que sería una evidencia científica de la presencia del animal en nuestra región y sobre la que hasta ahora Madrid ha sido escéptica.

El diputado de C’s Enrique Veloso defenderá hoy una proposición no de Ley (PnL) en la Comisión de Medio Ambiente para exigir que se apruebe un Plan de Recuperación del Lince en la Comunidad de Madrid, en el marco de la Estrategia de Conservación del Lince Ibérico, en la que participa junto a Andalucía, Extremadura, Castilla y León y Castilla-La Mancha. Según remarca Veloso, en Toledo se realizan cada año sueltas del mamífero, entre diez y veinte linces, que atraviesan Madrid para ir a Andalucía y Extremadura. «Se discute que tengamos una colonia estable, pero pasar, pasa», asegura el diputado, que añade:«La pregunta es por qué no se queda».

En este punto, recuerda que la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, de 2007, obliga a redactar ese plan de recuperación en el periodo de dos años. Su inclusión en el catálogo nacional y regional de especies amenazadas también exige una protección especial, que la Comunidad no tiene todavía. La novedad es que ahora intervendrá incluyendo el lince en el plan de gestión de esta zona natural, que prevé acciones de conservación y evaluación que permitan identificar y combatir las amenazas del ecosistema.

  • Combatir la caza ilegal

Se trata, en definitiva, de disponer de medidas básicas para la protección del animal. Combatiendo, por supuesto, la caza ilegal o el uso de trampas y veneno. «Se deben monitorizar las posibles amenazas, no solo del lince, sino de su hábitat», expone Veloso, que apunta a la necesidad de llegar a acuerdos con los propietarios de las fincas privadas de la zona, muchas de ellas, cotos de caza. «Como hace Andalucía». La oposición quiere que se dote a la zona de una especial protección ambiental, lo que limitaría nuevos desarrollos urbanísticos.

El rescate del lince en esta zona de la Comunidad de Madrid permitiría además proteger otra fauna, como el águila imperial. «El lince es una especie paraguas. Si la protegemos, redundará en otra fauna vinculada a él. Y el más beneficiado sería el águila imperial, que come lo mismo, conejos de monte. Con el lince, en esta zona concreta del Cofio y Alberche mantienes a raya a depredadores como zorros y meloncillos», asegura el diputado de la formación naranja.

Ciudadanos propone adherirse al programa europeo Life-Iberlince, dotado con 34 millones de euros y en el que participa también Portugal, para cofinanciar las acciones que impidan su «extinción». Sin embargo, desde el Gobierno del PP lo rechazan, ya que el programa concluye este año.

Según los últimos datos, en 2015 había una población en la Península de 404 ejemplares de lince ibérico;con 120 hembras reproductoras.

La fuente:http://www.abc.es/