Las apps de la cultura: la conectividad llega a los museos y los libros

Guías multimedia para recorrer muestras y decidir qué leer; redes sociales que instauran la idea de cultura como acceso, servicio y entretenimiento.

Los aniversarios, ya sean bicentenarios (como el de la República Argentina) o más modestos, como el del Malba, impulsan a las instituciones a organizar, además de festejos, planes para el futuro. El presente no se puede imaginar sin dispositivos móviles. Las aplicaciones para celulares -entretenidas a veces, o sexys o triviales otras- se desarrollan no sin costo. Pero son útiles. Las visitas a los museos públicos o privados se enriquecen con aplicaciones didácticas o participativas; editores, autores y lectores pueden debatir sobre sus gustos literarios, difundir obras, comentar lecturas. Tanto el Museo de Arte Tigre como el Centro Cultural Recoleta, el Museo Nacional de Bellas Artes, Proa y el Teatro Colón, por mencionar algunos espacios culturales significativos, desarrollan aplicaciones para celulares que estarán disponibles en 2017. La que debuta en pocas semanas, en ocasión del festejo por los quince años de creación del museo, es la del Malba.

“Estamos en pleno desarrollo de una app para el museo -cuentan Soledad Álvarez Campos y Guadalupe Requena-. Es una deuda pendiente pero que no materializamos porque queríamos que estuviera avanzado el proyecto de investigación y catalogación de la colección para poder brindarle al público información relevante.” Investigadores de arte latinoamericano elaboraron fichas técnicas y textos académicos sobre cada una de las obras de la colección. “Es un trabajo que ya lleva dos años en curso. Junto con la muestra, la primera parte de esta investigación se presentará en la página web del Malba con las fichas de 180 obras de las colección y se irá completando de a poco”, cuentan. A su vez, el equipo de Educación y Comunicación del museo comenzó el desarrollo de audioguías que se podrán descargar desde la página web del museo y que estarán disponibles en la app.

La semana pasada, el lanzamiento de una red social para lectores, bautizada Grandes Libros, expandió el ecosistema digital. “Una red social como Grandes Libros, donde uno puede compartir sus experiencias de lectura, funciona como un lugar de acompañamiento, un espacio de crecimiento personal y de evolución como lectores -dice Patricio Zunini, responsable junto con Hinde Pomeraniec y Flavia Pitella de la flamante app-. Al privilegiar un diálogo horizontal entre personas con afinidades e intereses parecidos, van a darse descubrimientos de libros, autores, temáticas. Frente a otras redes que cumplen muy bien la función social, que aparezca una con la propuesta de hablar de libros abre la posibilidad de fortalecer un vínculo con la lectura y con otros lectores apasionados”. En Grandes Libros se espera que las editoriales aprovechen este nuevo canal de comunicación para sus libros y autores.

En la Secretaría de Patrimonio Cultural de la Nación se desarrollaron dos apps para museos históricos. El Museo Nacional del Cabildo y la Revolución de Mayo y la Casa de la Independencia cuentan con aplicaciones para enriquecer la experiencia de los visitantes, e incluso permiten conocer sus patrimonios a aquellos que no pueden viajar. Como casi todas las aplicaciones, están disponibles para Android y, pronto, para iOS. Los usuarios pueden recorrer las salas del Cabildo y acceder a información adicional (en formato textual y audiovisual) sobre los sucesos históricos que se narra en ese museo. Además podrán ver, mediante realidad aumentada, los cambios en la fachada del edificio. Aquellos que lo visiten, si encienden el bluethooth, descifrarán las señales que las balizas ubicadas en el museo emiten. La aplicación está disponible en inglés y portugués para los visitantes extranjeros. Se puede buscar en el PlayStore como “Museo Nacional del Cabildo”. También se puede ver la realidad aumentada si imprime el patrón desde este link: http://bit.ly/29lhOA3. Hay que abrir la aplicación e ingresar en la solapa “realidad aumentada” y luego enfocar con la cámara del celular el patrón impreso hasta ver la imagen 3D. ¿La historia en el pulgar de la mano?

En ocasión del bicentenario de la Declaración de la Independencia, se creó una serie de dispositivos accesibles e interactivos en la Casa Histórica de la Independencia, en San Miguel de Tucumán. Este proyecto, comentan los funcionarios, se usó como piloto para luego instrumentarlo en otros museos nacionales. Mientras tanto, la Dirección de Innovación Cultural espera los resultados del Concurso Nacional de Innovación, donde se recibieron Proyectos de Base Tecnológica para Museos y Patrimonio.

La fuente:http://www.lanacion.com.ar/