Escuelas de hostelería de Toledo: la cantera para futuras estrellas Michelín

Entre ellas, destacan la Escuela de Hostelería de Toledo y la Escuela Superior de Gastronomía, Hostelería y Turismo

Alumnos de la Escuela de Hostelería de Toledo

«Somos pequeños pero grandes en las metas que alcanzamos». Así define su centro la directora de la Escuela de Hostelería de Toledo, Ángela Fernández. Profesional de la hostelería y de la formación, fundó el centro en 1997 junto con el prestigioso cocinero Adolfo Muñoz. Las cosas han cambiado mucho desde sus orígenes hasta ahora. El proyecto se inició para dar cursos a desempleados, pero en el 2003 comenzaron a impartir también cursos de formación de grado medio en hostelería y de grado superior en 2005.

Desde entonces hasta ahora la escuela ha tenido un programa de formación integral en hostelería, tanto para desempleados como para trabajadores del sector. Además, el centro es pionero en formación «e-learning», es decir, eneducación a distancia, que cuenta con la certificación oficial del Ministerio de Educación, dirigida también a profesionales hosteleros, con alumnos de toda España e incluso alguno del extranjero.

Otra de las novedades de este centro es que es uno de los pocos que cuenta con becas Erasmus para sus alumnos, lo que les permitirá hacer prácticas en países de la Unión Europea para adquirir experiencia de otras culturas y gastronomías. Se pondrán en marcha a partir del próximo curso, durante el cual dos profesores y cuatro alumnos de la escuela tendrán el honor de ser los primeros en disfrutar de esta iniciativa, el sueño hecho realidad de Ángela Fernández.

Iván Cerdeño como alumno

La Escuela de Hostelería de Toledo puede presumir de haber formado en todo este tiempo a más de 2.500 alumnos. Algunos de ellos dirigen sus propios restaurantes con estrellas Michelín, como Iván Cerdeño en «El Carmen de Montesión»; otros son parte de grandes equipos de cocina de otros conocidos restaurantes de toda la geografía nacional e internacional, y muchos otros se han puesto al frente de algún negocio familiar. Con ello, asegura Ángela Fernández, se demuestra que la inserción laboral del alumnado del centro es casi del 100%.

Entre los últimos ejemplos de alumnos que han salido del centro hace poco y triunfan en el sector, la directora destaca a Javier Aranda, un cocinero toledano de Villacañas que ha abierto dos restaurantes en Madrid, «La Cabra» (con una estrella Michelín) y, recientemente, «El Gaitán». Y otros dos chicos han sido contratados ahora por el prestigioso chef Martín Berasategui.Entrada de la Escuela Superior de Gastronomía , Hostelería y Turismo de Toledo

Dos años después de comenzar su andadura este primer centro, el 19 de mayo de 1999 abrió sus puertas la Escuela Superior de Gastronomía, Hostelería y Turismo de Toledo. Según cuenta a ABC su director, Manuel Conde, «tiene una proyección nacional e internacional, pese a estar radicado en Toledo». Es uno de los pocos centros que dispone de formación reglada y ocupacional, con trece titulaciones oficiales tanto en grado medio como en superior, incluyendo viticultura y turismo. Además, ha llevado a cabo una importante labor de internacionalización y tiene contactos importantes con China, Brasil, Chile o México, entre otros países.

Entre los cerca de 15.000 alumnos que han pasado por el centro, destaca Iván Muñoz, que cuenta con una estrella Michelín y trabaja en el restaurante madrileño «Chirón», en Valdemoro. Sin embargo, Manuel Conde señala que, más importante que este «boom económico» de las estrellas Michelín, es la formación y las posibilidades de futuro de los alumnos. Algo de lo que puede presumir la escuela, ya que el índice de inserción laboral de su alumnado está cercano al 97%.

La fuente:www.abc.es