Medio Ambiente insta a denunciar la celebración de bodas en espacios protegidos

Ribas desconocía que la autorización previa es obligatoria cuando se permitió una boda ante es Vedrà | Varias webs ofrecen esta ubicación

La directora general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Caterina Amengual, insta a la ciudadanía a denunciar a través del 112 la organización de eventos en espacios protegidos. Como la boda que se celebró este pasado sábado en el lugar que se conoce como el mirador de es Vedrà, una explanada bajo la torre des Savinar. La concejala de Gobernación de Sant Josep, Paquita Ribas, aseguraba ayer desconocer que se requiere la autorización previa de la conselleria de Medio Ambiente para organizar un evento en espacio protegido.

La explanada, que ofrece una de las panorámicas más fotografiadas del islote de es Vedrà, es un lugar habitual para todo tipo de eventos, pero Amengual recuerda que al tratarEl escenario de la boda, para la que personal privado cerró los accesos a la zona. se de un espacio incluido en la Red Natura 2000 sin plan de gestión aprobado «se requiere autorización previa», especialmente cuando se prevé música y tránsito de personas y vehículos. Así lo establece la Directiva Hábitat de la Unión Europea.

En el caso de la boda del pasado fin de semana, que al parecer contaba con permiso de los propietarios, no consta que se obtuviera la preceptiva autorización. De momento se han librado de la multa –que puede ir de los 100 euros de una infracción leve a los 6.000 en caso grave– porque «no se les sorprendió durante la ceremonia», explicaron desde la conselleria. De todos modos, los hechos se han puesto «en manos de los agentes de Medio Ambiente», que tratan de evitar que proliferen estos eventos, explicó Amengual.

Varias webs ofrecen esta ubicación para celebrar bodas y desde el Govern se plantean también actuar contra ellas: «Como Administración nos toca abrir una unidad de investigación web. Cada vez más, a través de las redes y gracias a la colaboración ciudadana nos llegan muchas agresiones a los espacios naturales», explica. Amengual añade que «las bodas no son lo más impactante, también hay fiestas multitudinarias», o incluso pruebas deportivas en BTT que no tramitan la preceptiva autorización.

El promotor de uno de estos eventos debe pedir permiso detallando la actividad y los técnicos de la Red Natura lo evalúan: «Se emite una exclusión de afectación si no tiene impacto».

Por su parte, la concejala Ribas admitía desconocer la necesidad de tramitar el permiso, aunque aseguró que en adelante se dará parte a la conselleria de este tipo de infracciones. «Al final arreglaremos esto», consideró. Porque señaló que la de este fin de semana fue «seguramente la primera vez que la boda estaba autorizada por la propiedad», tras infinidad de eventos en que esta se quejó «y todo el mundo se desentendió».

La fuente:http://www.diariodeibiza.es/