La huelga cierra los principales museos de Barcelona

Trabajadores de Ciut’art se manifiestan y boicotean la apertura de la inauguración en el Macba. ANTONIO MORENO

Los trabajadores de atención al público subcontratados por la empresa Ciut’art cierran el Macba, la Tàpies y la Virreina, entre otros

Los principales museos de Barcelona han permanecido cerrados por la huelga de sus trabajadores subcontratados. Hasta diez museos han estado parcial o completamente cerrados: el Macba, la Fundació Tàpies, la Fundació Miró, la Virreina, el Museu de les Cultures del Món, el Etbnològic, el Museu del Disseny, el Monestir de Pedralbes (sólo abrió el claustro, el refectorio y la cocina), el Museu de la Música y el Arxiu Històric.Durante toda la jornada, un grupo de trabajadores de la empresa Ciut’art, subcontratada para prestar servicios de atención al público, realizó una ruta por los equipamientos cerrados, con una pancarta14661018754780 reivindicativa y banderas rojas, para denunciar su precariedad laboral.

El principal perjudicado ha sido el Macba, escenario de una manifestación que boicoteó la inauguración de su nueva exposición Collecció 31, una relectura de su colección que quedó empañada por las protestas laborales. Al ser una inauguración gratuita y contar con los vigilantes de seguridad -que pertenecen a otra empresa subcontratada-, el museo tenía intención de abrir la muestra a las 20 horas. Pero casi un centenar de empleados de Ciut’art, entre sirenas, pancartas y petardos lanzados a pie de puerta, ha impedido su apertura. Los manifestantes reclaman un convenio colectivo que regule y unifique sus condiciones de trabajo. «No es extraño que en un mismo museo puedan existir hasta cinco empresas subcontratadas que funcionan como entidades completamente aisladas: servicios de limpieza, personal de seguridad, gestión del bar, atención al público, tareas de mantenimiento…», explican los trabajadores. «Vamos a la huelga para decir basta a los constantes atropellos que nos impone la empresa», se quejaron los trabajadores a la puerta del Macba, donde repartieron octavillas con sus reivindicaciones. «Pedimos la regularización de los contratos en fraude de ley y el reconocimiento del carácter indefinido de las relaciones laborales», exigen desde el sindicato SUT. De no avanzar en sus negociaciones con la empresa, los trabajadores amenazan con dos días más de huelga el 23 de junio y el 2 de julio.La mayoría de centros afectados por la huelga dependen del Institut de Cultura (Icub). El Ayuntamiento ha impulsado una mesa de mediación para buscar «soluciones a corto, medio y largo plazo» y ha abierto negociaciones para redactar un código de buenas prácticas común a todos los centros culturales. El Mnac, el Picasso y el CCCB (en este último Ciut’art sólo opera los servicios educativos de talleres y visitas guiadas) sí han abierto con normalidad. Pero el éxito de la huelga pone de manifiesto el flagrante problema de las subcontrataciones en los equipamientos públicos, que los trabajadores ya denunciaron públicamente durante la pasada Nit dels Museus (el 21 de mayo)exigiendo una regulación en el sector.

La fuente: www.elmundo.es